HABILIDADES SOCIALES

DIPLOMA EN HABILIDADES SOCIALES/2018
Para docentes, profesionales y no profesionales

Desde la promoción de la salud, las habilidades sociales ayudan a que las personas adquieran las aptitudes necesarias para un mejor desarrollo humano y para enfrentar en forma efectiva los retos de la vida diaria, tanto familiar como laboral
Por más de una década, la investigación de intervenciones que tienen que ver con estas áreas específicas ha demostrado su efectividad para promover conductas deseables, tales como socialización, mejor comunicación, toma efectiva de decisiones, solución de conflictos.
Las habilidades actúan  sobre los determinantes  de la salud (conjunto de condicionantes de la salud y de la enfermedad en individuos, grupos y colectividades) principalmente en los estilos de vida, para lo cual, consideramos que lo medular consiste en lograr que las personas conozcan y hagan suyas determinadas habilidades y destrezas que, al ser empleadas  en su vida cotidiana, le permitan tener estilos de vida más saludables. 
El término habilidad puede entenderse como destreza, capacidad, aptitud, que en conjuntos de índole cognitivo, actitudinal y procedimental conforman las  competencias  Su relación conjunta con el término social nos revela una impronta de acciones de uno consigo mismo y con  los demás.
En este tema no existe consenso en la bibliografía consultada, algunos, entre ellos OPS, OMS las llaman “habilidades para la vida”, dentro de las cuales consideran: 1) habilidades sociales e interpersonales (incluyendo comunicación, habilidades de rechazo, agresividad y empatía), 2) habilidades cognitivas (incluyendo toma de decisiones, pensamiento crítico y auto evaluación), y 3) habilidades para manejar emociones (incluyendo el estrés y aumento interno de un centro de control). Otros reconocidos autores como Alberti Emmons considera a las “habilidades sociales” como “la conducta que permite a una persona actuar según sus intereses más importantes, defenderse sin ansiedad inapropiada, expresar cómodamente sentimientos honestos o ejercer los derechos personales sin negar los derechos de los demás”.  V Caballo define las habilidades sociales como un conjunto de conductas emitidas por un individuo en un contexto interpersonal que expresa sus sentimientos, actitudes, deseos, opiniones o derechos de un modo adecuado a la situación, respetando esas conductas en los demás y que, generalmente resuelve los problemas inmediatos de la situación mientras minimiza la probabilidad de futuros problemas.
Consideramos que las formas de relacionarse son aprendidas en forma permanente durante toda la vida, se integran en el campo de la educación permanente
La comunicación es una de las habilidades básicas y se complementa con identificar y aplicar los valores, el proceso para una adecuada toma de decisiones, el control de la ira y son facilitadoras para fortalecer la autoestima.
Contar con habilidades sociales facilita la comunicación emocional y la resolución de problemas.
 En 1993 la División de Salud Mental de la Organización Mundial de la Salud (OMS) lanzó la Iniciativa Internacional para la Educación en Habilidades para la Vida en las Escuelas (Life Skills Education in Schools). El propósito de esta actuación era difundir mundialmente la enseñanza de un grupo genérico de diez destrezas psicosociales, consideradas relevantes en la promoción de la competencia psicosocial de las personas.

Éstas son:
  1. Autoconocimiento
  2. Empatía
  3. Comunicación asertiva
  4. Relaciones interpersonales
  5. Toma de decisiones
  6. Solución de problemas y conflictos
  7. Pensamiento creativo
  8. Pensamiento crítico
  9. Manejo de emociones y sentimientos
  10. Manejo de tensiones y estrés

El DIPLOMA EN HABILIDADES SOCIALES que se implementará en CAEP a partir de marzo del 2018,  está organizado en 5 módulos basado en las 10 habilidades para la vida
La realidad de la que formamos parte actualmente implica constantes cambios y modificaciones sociales, culturales, tecnológicas y económicas. En consecuencia, la formación y el aprendizaje se visualizan como una necesidad permanente y nunca acabada, ya que la creciente especialización exige saberes cada vez más focalizados y actualizados. Desde el paradigma de la complejidad, vemos que es de vital importancia el manejo simultáneo de distintas variables, la atención a la diversidad, la flexibilidad y la inclusión de cambios. Esta dinámica se ve reflejada específicamente en la vida familiar y organizacional.
Cada persona se desempeña en su campo laboral llevando a cabo tareas de acuerdo con los códigos generales de dicha profesión u oficio , pero a través de su estilo particular y con los conocimientos y habilidades que ha logrado adquirir a través de la experiencia y la formación.
No se trata solamente de introducir una variante sino de optimizar el autoconocimiento y la tarea de quienes se dedican básicamente a trabajar con personas.
Prof. Susana Huberman

Comentarios